88 con una go-pro… Why not?

88 con una go-pro… Why not?

Actualmente en Internet podemos encontrar decenas de tutoriales en los que nos proponen cómo construir un estabilizador casero completamente funcional para nuestras cámaras. Pero, sinceramente, pocos de esos diseños me han sorprendido tanto como el que protagoniza este post, diseñado específicamente para adaptarse como un guante a las cámaras GoPro.

En el vídeo que os dejo al final del post el autor de este estabilizador nos explica que se ha inspirado en el diseño mecánico de los steadicam que todos conocemos, pero su intención desde el principio era utilizar en su construcción materiales económicos a los que todo el mundo tiene acceso. Y lo ha logrado. Pero lo más curioso es que ha utilizado… ¡piezas de Lego!

Puede parecer que utilizar componentes de Lego no es más que una frivolidad, pero nada más lejos de la realidad. Estas pequeñas piezas de plástico nos ofrecen dos ventajas importantes. Por un lado pueden ser ensambladas sin necesidad de utilizar herramientas. Y, por otra parte, nos ofrecen una ligereza mayor que la de otros materiales, como la madera o los metales. Y esta cualidad en un estabilizador de este tipo es importante.

En cualquier caso, diseñar con estos recursos un estabilizador así, y que, además, resuelva bien su función, es meritorio. Y, por qué no decirlo, mientras lo montamos algunos viajaremos de alguna forma hasta nuestra más tierna infancia. Un proyecto, cuando menos, bonito. ¿No os parece?

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *