La gran mentira (Lantegi)

La gran mentira (Lantegi)

La industria alimentaria nos engaña con el envasado de los productos, cuyas dificultades intrínsecas pueden acarrear problemas para la salud
Pieza 88
Comedia, costumbrismo hiperbólico
74 segundos

Cortometraje:

12 Comentarios

  1. Comentar acabo en otro vídeo acerca de la originalidad. Pienso, sin embargo, que este muchos puntos en ese aspecto tiene.
    Por fin película de denuncia: pese a las grandes presiones que sufrido habrá para no ver la luz, alguien se decide a poner sobre la mesa una mentira: no existe el abrefácil… Gracias.

    Responder
  2. ¡¡Wuohh!!

    ¡Efectivamente! ¡Qué gran mentira!

    Ingenioso, divertido y ¡hasta con efectos especiales!

    mmmm aunque (maldito nexo) la idea del abrefácil es bastante conocida y no precisamente en las Campesinas, muy ricas por cierto…, sino más bien en cartones de leche, ketchup, envases de embutidos, etc., aunque (buen nexo, en este caso) lo habéis llevado a la pantalla de una forma atractiva. ¡Qué música más bien elegida! Es fundamental.

    Quizás se podría profundizar en el sentido de esta idea, transformándola y dándole un toque de creatividad. Me estoy acordando de Rostro Infecto… (ojo, spoiler) ¡para nada te imaginas que te vendan adoptar un fantasma! o Giménez con G, (más spoiler) ¡tampoco piensas en que los asesinos se confundan de letra y encima acabe como acabe, o El Vendedor de Paraguas, (último spoiler) ¡pues pocas ideas hay, planteando una ética empresarial, de vender paraguas en tiempos de crisis y en Almería! (¿tiene un desierto, no?)

    Aquí se plasma lo que ya se conoce o piensa todo el mundo (no puedo abrir “esto”, utilizo mil cosas para hacerlo). Es fácil decir, difícil hacer… pero ahí está lo que te diferencia de los demás. Utilizando la idea de guión, reflexiono cómo quedaría si el chico, en vez de estar fuera estuviera dentro de la bolsa de patatas… jejeje

    En fin, bien hecho. ¡Suerte!

    Responder
    • La idea original era con un cartón de leche y que acabara con el tetrabrick abierto a la vez que el corte del dedo, mostrando en una escena la leche derramandose mientras el chico grita fuera de plano. Pero era domingo y la nevera solo tenia un tetrabrick y ya estaba abierto. Así que cogimos las patatas y metimos el petardazo final (idea del actor).

      Debido a las prisas de ultima hora ha quedado algun plano que dura mas de lo que te pide el ritmo del corto, y la banda sonora suena un poco alta.

      Responder
      • ¡¡Wuohh!! ¡Pero si esto es tuyo Pingüino Guasón!

        Me encanta!!! Combinar las escenas una y otra vez del dedo derramando sangre y del tetrabrick derramando leche. Sublime. Me recuerda a las últimas escenas del Padrino. Si lo llegas a hacer, titúlalo: “Blanca como la leche, roja como la sangre” xDD.

        Pues si esto lo habéis hecho con prisa me imagino vuestras posibilidades con calma. Vamos, ni Talking Tolkien 😉 😉

        Nos leemos! Ciaooooo!

        Que ganas de que pases por la tienda xD.

        Responder
        • Lantegi tenía otro proyecto pero ni lo ham empezado a rodar de tanto prepararlo. Yo en principio no iba a hacer nada por que no me da la vida.
          Pero el actor principal se motivó para hacer algo rápido antes de que acabara el plazo y eso encendió la chispa. Si hay alguien mas motivado es mas facil.

          Responder
    • La musica es del juego gravity rush (El ultimo tema)

      Responder
      • ¡Wuohh!!!

        Es genial! ¿Piensas antes en el guión del corto y luego le añades la música o oyes la música y generas el corto? 😀

        Responder
        • Generalmente montamos primero el corto sin banda sonora, pensamos el estilo de banda sonora que le pegue (en este caso (musica noirn jazz etc) encuentro una o dos que encajen parcialmente en cada escena y las edito para que no se noten las transiciones con los temas seleccionados
          Como a mi me gusta escuchar bandas sonoras incluso de pelis que no he visto pero youtube me recomienda suelo saber qué encaja.
          No me gusta cuando las bandas sonoras comienzan o acaban abruptmente a medias. Es mejor poner el principio de la cancion y el final, eliminando lo del medio. O combinar lrincipios y finales de varias canciones. Tampoco me gusta poner bandas sonoras míticas (en plan Gladiator) porque evocan la película en cuestión (Talking Tolkien lo hace acertadamente) Algunas bandas sonoras diseñadas para no destacar y repetirse ciclicamente (anime o videojuegos) son faciles de trasladar.

          Alguna vez sí he pensado en un corto, y antes de rodarlo en la banda sonora,lo que ayuda a que todo encaje al final

          Pd: en vez de kisuke deberias llamarte tony tony chopper porque te maravillas por todo.

          Responder
        • Yo personalmente hago el montaje de las escenas y música a la vez, ya que normalmente visualizo la escena junto con la música, lo que me ayuda a definir el ritmo del montaje y cómo debo grabar las escenas para ese montaje. Lo malo es que la música dure más, entonces hay que editarla para que no se noten los cortes y eso es más trabajo. Pero como al final todo suele quedar como visualizo, merece la pena.

          Responder
          • ¡¡Wuohh!! ¡Pero qué alegría! Pingüino Guasón y Mister F Evil Lord en una misma conversación! 😀 😀

            Interesante. En mi caso, se me ocurren guiones/historias a raíz de lo que escucho en primer lugar.

            Profundizaré en música de anime y videojuegos. Realmente, hay mucho material por descubrir.

            Por mi parte, os recomiendo buscar música “épica” para futuros metrajes. Este estilo también tiene mucho que aportar. Dependiendo de la temática del corto, a música épica se le puede añadir una palabra relacionada con lo que se pretenda hacer. Por ejemplo: “Epic music pirates, western, hopeful, adventure, etc.

            jajajjaa tony tony chopper. Me encanta el nombre!

            Ciaaaaao!! ^^

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *