Todos  los proyectos presentados al

MIF International Short Film Festival 2019


 

Lo que de verdad importa (Indar)

Paco es un chico de viene de una familia acomodada y con muchas habilidades pero le cuesta mucho esforzarse y ponerse a estudiar.
Ángel tiene una historia más complicada pero gracias a tener un objetivo claro, se sobrepone ante los obstáculos y ayuda a sacar adelante a su familia.

Life (Racó)

La vida es para vivirla y los personajes deben descubrirlo.

Capitán Montañero (Montañero)

Han pasado 6 meses del chasquido de Thanos. Solo ha sobrevivido el 50% de la población universal. Curro está obsesionado con atrapar al titán para impartir justicia, pero no sabe cómo hacerle frente. ¿Donde encontrará las ideas? ¿Cómo lo conseguirá?…

Dejavú (Doira)

Unos niños están jugando en una playa, hasta que la aparición de una persona perturba su tranquilidad…

“Pirata” (Alaiz)

A una generación a la que solo le importan las apariencias, acaba por autodestruirse. Esta parodia representa el peligro del cuidado exagerado de la propia imagen, que puede traer consecuencias inesperadamente desastrosas…

Normal Things (D’Aran)

Unos amigos quedan para jugar a la Oca. Un problema eléctrico hará que la partida sea más tensa de lo esperado. Se trata de un homenaje a todos aquellos que se montan películas en su cabeza

Historia de un billete (Alaiz)

Vivimos en una sociedad en la que hemos sustituido a Dios por otros “dioses” totalmente superficiales. El dinero es uno de ellos.

Markiv Ključ (Feniks)

Un psicópata en una casa encerrado con víctimas, una noticia y el informe de una de ellas.

Culpable (Rueiro)

La vida en King Edwards School se ve alterada por la muerte de Max, el perro guardián. El profesor tratará de averiguar quién es el culpable.

Mr. Anonymus (Moreres)

La esclavitud de nuestro siglo, tecnológica. La humanidad está atrapada bajo las garras de las redes y de la tecnología. Él se da cuenta y, bajo un rostro anónimo, decide reaccionar. ¿Fue tecnológica la liberación?

Astroturfing (Moreres)

En un “firstlook” diríamos que un joven con apariencia de “nerd” necesitaría algo más que un “booktuber” para desenvolverse en este siglo de siglas y anglicismos, y conseguir unas buenas zapatillas. Y no, no es un hoax.